Eliminar el paro... PODEMOS


Eliminar el paro... PODEMOS

 Ya hace tres años que mi propuesta para eliminar el paro está en el aire. Desde entonces la he presentado en todos los foros que me han abierto sus puertas: en la Facultad de Economía de la Universidad de Málaga, en varios centros educativos, en diferentes agrupaciones de varios partidos políticos y organizaciones sindicales y, con motivo de la publicación del libro, en un centro cultural precioso en Benalmádena, con presencia de los medios y de altos cargos de la administración local en aquellos tiempos.
Pero aunque siempre he tenido muy buena acogida y he encontrado el beneplácito de la audiencia, aún no he conseguido el apoyo de alguna  administración o institución que realmente tenga la posibilidad de dar algunos pasos en el sentido al que oriento mi propuesta de eliminar el paro. Algo descorazonado, reduje la intensidad de mis esfuerzos en esta faceta de mis ocupaciones, de ahí que ya haya pasado más de un año desde mi última publicación en este blog. 

Y si ahora me animo a escribir esta entrada es porque el partido Podemos incluye en su programa, entre otras muchas propuestas, la de combatir el paro reduciendo la jornada laboral a 35 horas. Por tanto, una propuesta similar, si bien no tan ambiciosa ni tan desarrollada como la mía. Sea como sea, se trata de un paso adelante alentador en lo que yo entiendo es una solución factible para luchar contra el mayor drama social y económico de nuestro país: el paro.
Desde aquí informo a mis lectores que voy a intentar ahora mismo ponerme en contacto con Podemos para, humildemente, hacerles llegar de primera mano todas mis ideas e impresiones y, cómo no, profundizar y aprender también de sus propuestas. Animo también a todos a leer su programa-marco y su documento “Un proyecto económico para la gente”, en particular en lo que se refiere al empleo.
Confío en que será una colaboración provechosa, aunque sólo sea para, por mi parte, renacer mi ilusión y retomar este proyecto que tenía algo abandonado.
Seguiremos informando…

4 comentarios:

  1. ¿Cómo acogieron tu propuesta en Podemos? ¿Sobre qué fecha te pusiste en contacto con ellos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de intentarlo sin éxito en las agrupaciones de Podemos cercanas a mi barrio, me decido a enviar un email ofreciéndome a explicar mi propuesta, brindándome a facilitarles todos los argumentos o explicaciones que consideraran oportunos, a hacerles una presentación o a facilitarles una copia de la obra. Esto fue el 1 de junio. El 19 de julio me responden diciéndome que harán llegar la propuesta a los responsables. Y nada más hasta ahora.

      Eliminar
  2. Estupendo blog; mis felicitaciones, Alberto, por tu empeño. Buscando información sobre los resultados de la reducción de jornada en Francia, doy con tu propuesta COMPARTIR EL TIEMPO DE TRABAJO ES EL INICIO DE LA SOLUCIÓN. Ha sido una sorpresa muy grata. Estoy en la misma línea y totalmente de acuerdo con tu propuesta. Hace tres años publique en mi blog un artículo que iba en la misma dirección: https://juantxubazan.wordpress.com/2012/11/22/reparto-trabajo-
    para-crear-empleo/ en dos partes que te agradecería leyeras, y me dieras tu crítica y opinión. El jueves día 8 estoy invitado por la asociación BANATU de Pamplona para hablar justamente de esto... sería estupendo que pudiéramos compartir contigo esta jornada... al día siguiente tenemos previsto una mesa de trabajo con políticos y técnicos del área de empleo del gobierno de Navarra y del ayuntamiento de Pamplona.
    En cuanto a la recepción de los políticos, en mi caso he encontrado similar "acogida". O no contestan o que "ya hablaremos más adelante". Estoy refiriéndome a Podemos, y también a EQUO (en este último caso puedo decir que ha sido bien recibida la propuesta)... pero hay que seguir insistiendo.
    Yo prácticamente la tenía en el olvido hasta que vino al rescate (cosas de internet) la asociación BANATU: http://banatutaldea.blogspot.com.es/
    Voy a comprar tu libro, y espero que podamos compartir información y experiencias. Un abrazo y adelante con la propuesta...¡es el futuro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Juantxu, por tus comentarios. Es alentador encontrar a alguien que comparte esta propuesta… pena que estemos a 1.000 km de distancia. Bueno, quién sabe, tal vez si tú inicias un fuego en Cantabria y yo en Málaga, con un poco de suerte el incendio llega a Madrid.
      He leído tus artículos y efectivamente estamos en plena sintonía: eliminar el paro a base de reducir la jornada de los ocupados para que ese hueco lo cubran los desempleados. Todo ello lo expones con claridad, lo que no es fácil. Si bien hay diferencias en nuestras propuestas, estas son relativamente pequeñas, cuestiones que podríamos pulir en varios encuentros. Por ejemplo, yo abogo por mantener el salario íntegro, mientras que tú consideras que sí debe bajar, aunque en menor proporción que la reducción de la jornada laboral. Al final, son cuestiones “técnicas”, pues en las generales estamos completamente de acuerdo.
      Observo que te has atrevido a llevar a la práctica la idea, desarrollando un ejemplo de cómo aplicar tu propuesta en un centro público. ¡Enhorabuena! Yo esperaba seguir ese camino en profundidad (lo que sería un segundo libro) una vez hubiera calado la idea general, pues su aplicación práctica depende de muchos aspectos, aunque ninguno de ellos insalvable: centros de trabajo con muchos o pocos empleados, tipo de actividad, diferencias en la cualificación de los empleados…
      Ahora veo que lo difícil es aceptar la idea básica. Creo que, en general, se me tilda de marxista acérrimo cuando expongo mi idea y, en parte, lo puedo entender: en el último siglo la productividad de los trabajadores se ha multiplicado por 20 (o más), pero ni se ha reducido la jornada laboral, ni el poder adquisitivo de los trabajadores ha crecido en esa proporción (ni mucho menos)… ¿quién se ha beneficiado históricamente de esos aumentos en la productividad?... Entre líneas estoy exponiendo esto, y con mi propuesta insinúo que la riqueza se reparta mejor, cediendo un poquito más de lo que hoy se cede a la masa salarial. No sé, creo que aquí está la mayor dificultad, creo que una vez admitida esta idea principal, llevar a la práctica la propuesta requeriría cierto trabajo y consenso de los colectivos implicados, pero ya digo, nada insalvable, ni mucho menos. En resumen, si aún no he abordado ese segundo libro, el de la aplicación práctica de la propuesta, es porque aún no se ha superado el escollo de aceptar el meollo de la idea básica.
      Agradezco tu invitación para participar en esas jornadas sobre empleo en Navarra, pero me es imposible asistir. Confío en que tengas éxito y des a conocer el resultado de las mismas.
      Saludos cordiales desde Málaga.

      Eliminar